Seguidores

Páginas vistas en total

Instagram

$

Son las tres de la mañana y he decidido escribirte de nuevo.Mi día ha sido mucho peor de lo que cabía esperar de un lunes de comienzo de mes, y aún así he encontrado fuerzas para no pedirle a quién sea que esté ahí arriba que acabe con esto.Me he puesto a pensar en lo que nos falta, en lo que tengo que hacer para que estés siempre al cien por cien y no te pierdas en laureles con perfume de mujer.En lo que hago mal para que al venir ya te estés yendo,y en lo que tengo que hacer para que cuando te vayas tengas ganas de volver.Me he puesto a pensar en lo que nos hace falta, en ese clic,para que lo dejes todo y nos vayamos ''a las Maldivas o a Benidorm,pero juntos'',como tú decías.
Será esta rutina que nos oprime, o la seguridad de que por muy fuerte que discutamos y por muy fieros que seamos diciendo cosas que no le desearía escuchar a nadie, luego volvemos,y desde tu cama todo se entiende mucho mejor, qué se le va a hacer.
Hablan del amor y no les entiendo.No eres amor,eres vida.Lo eres porque me atas a ti como cuando llegaste.Como cuando alguien abre las cortinas de una habitación llena de oscuridad y te quita el edredón de encima,para que puedas tomar el aire y respirar la luz que entra por la ventana,esa que estás escondida en el hueco entre las dos paredes,y que sólo abres cuando voy yo, que sabes que me muero de frío y te encanta poder taparme otra vez.Y joder, si haces todo eso,¿no será que me quieres un poco? Por remoto que sea el sentimiento y por muy escondido que lo tengas.
Hay veces que sólo buscamos de las personas que sepan escucharnos cuando gritamos en silencio,y que nos aparten el pelo de la cara cuando lloramos.Hay relaciones que no tienen explicación,y he de decir que yo nunca he sido nada empírica,y siempre me ha dado bastante igual eso de los caminos de la verdad, las fórmulas matemáticas y la línea recta.Aún así creo que hay miradas calculadas,y personas exactas en momentos precisos,pero supongo que eso no es más que un fruto de mi imaginación,tan traicionera, que aún imagina la posibilidad de que un día nos demos cuenta de lo poco que nos sirve discutir,y lo bien que se está cuando no escuchamos el bullicio de la mierda que tenemos alrededor.
Son las tres de la mañana y hemos vuelto a discutir.A veces me arrepiento de que la rabia me haga soltar cosas tan feas como las que te digo a veces,aunque piense en caliente que te las merezcas.
Sólo quería decirte nada.Nada porque tú ya lo sabes todo,corazón.Buenas noches,un día más