Seguidores

Páginas vistas en total

Instagram

Respira

No podía comer si pensaba en ti, también le dije a mi madre que quitara las fotos y la carta que tenía en mi tablón, porque si las miro, no estudio. Pensé también en tirar toda la ropa y esa pulsera, pero eso no haría que esto mejorase. He pensado en ti cada segundo desde hace más de una semana, cada minuto, en clase, en el bus, en la cama, mientras me ducho.
 Me acuerdo cuando fuimos a aquella adivina, en una calle recóndita y pagando una millonada, pero lo hicimos porque quise, porque aún te importaba lo que quería. Cuando entramos y se puso a mirar aquellas cartas, que por cierto no entenderé nunca, sabía que no era bueno. ''La chica necesita respirar''. Y a ti no te hizo falta ninguna pregunta más. Recuerdo que me apretaste la mano tan fuerte que al día siguiente tenía tus dedos marcados en la palma. Supongo que no dijo lo que tu querías escuchar.
Hay momentos en la vida que la única solución es esa, respirar digo. Respirar por ti, y por lo que pueda venir, por tu bien. Tú respiraste con otra, y yo me quedé sin aliento. Justo como ella había predicho. Me quedé sin aliento porque a veces las palabras se agotan, por muchas que existan y por muy bien que las queramos pronunciar. Me quedé sin aliento porque crucé esa esquina sola. Cogí ese tren sin compañía. Monté en ese coche sin nadie. Y cuando llegué a tu portal ya no estabas. Y no se me ocurrió decir nada más. Hay veces, amor, que sin decir nada, comunicamos más que si escribiésemos homilías. Y a mi ya no me quedan ganas de hablar, ni de mirarte si quiera. Yo sólo quiero cerrar los ojos y respirar. Que el tiempo decida quién consigue salvarnos de los precipicios y alegrarnos las primaveras. Sólo quería que me escuchases, como tú lo haces, una vez más.