Seguidores

Páginas vistas en total

Instagram

3

Hace tiempo que ya no eres mis buenos días, ni siquiera me das buenas noches. Hace tiempo que los calcetines negros ya no significan nada y que me dedica sonrisas otra persona. Qué mayores nos hemos hecho y como me asusto. Llevaba meses esperando a volver a escribir,pero esta claro que sin inspiración nada parece oportuno, supongo que eres como Rulo con sus musas. He hecho el amor en cada estación del año,y a decir verdad no me he acordado una mierda de ti,estaba ocupada viviendo lo maravilloso que es que alguien te trate como de verdad te mereces.
Es bonito hasta que llegan esas horas bajas,esas que  tu conocías tan bien y que sigues notando a pesar del silencio o la distancia (porque yo sé que lo notas). Y de repente llegas tú...con esos brazos que abarcan océanos y con tu "yo sé que tú vales" y pienso  que igual hubiera sido mejor no conocerte nunca,a pesar de todas esas noches y esas sonrisas.
Ojalá no te hubieses acordado de mi nombre ese día. Ojalá no me hubieras esperado en aquella parada. Ojalá no hubieses llegado nunca a mi portal. Ojalá  nunca te hubieses comprado ese coche,ni me hubieses dicho aquello en la playa. Ojalá no existieses
A ti que te has ido para no volver,te diría que ya no existe verano en mi vientre y que la vereda de la puerta ya solo yace oscura. Te diría que aquella noche decidí dejar de querer y no porque quisiera, sino porque ya no era posible respirar sin ti. Que las huellas de las manos que arañamos ya se han borrado de aquella pared y que las escaleras del portal que ahora subo ya no suman dieciséis. A ti,que me has sabido de memoria,que me has bebido sin cordura y que al comerme no te has preocupado de que mis costillas sostengan mis ganas,a ti y eternamente a ti. A ti que ahora lloras a otros ojos y buscas respuestas en otras camas. A ti que miras en la calle cuando crees que no me doy cuenta para ver si mi color de labios sigue siendo carmín. A ti que te da todo igual y luego maquilas tus noches con restos de lo que fuimos. A ti que aquel día llorabas por mí y hoy ya sólo lloras por otras faldas. A ti cariño,porque siempre has sido tú
Te escribo en la madrugada cargada de insomnio,como la habitación de hotel que aún aguarda la esperanza de volver a encontrar a alguien escondido en su cama, o como Britt en el último capítulo de Mujeres Desesperadas. En realidad no sé ni a quién escribo. Mi receptor se ha convertido en un álter ego que de vez en cuando se pasea por mis sueños y me jode la existencia.

Me rompí. Me rompí y oí como sonaba el ''crash'' en mis huesos, aunque con romperme no me refiera a algo físico o literal. No hay más miedo que el que se siente cuando ya no sientes nada. Y yo esa noche lo noté. Era la primera vez que salía sin llamarte y cuando te vi, lo supe. Estaba rota. Y tú lo notaste. Te acercaste y me abrazaste, como queriendo decir: sí, ha llegado el momento. Y nunca pensé que sería tan difícil. Tan complejo como sentir que lo único que te queda en este mundo es la vida que ostentas, porque todo tu mundo ya no te pertenece. Qué ridículos somos a veces.

Luego vinieron los llantos, y juró que a veces se puede llorar sin lágrimas, porque hay situaciones en las que la cabeza exige un perdón y un consuelo que el corazón se niega a dar. Hay veces, en las que la única escapatoria eres tú mismo, y no hay mayor agravio que las palabras de aquellos que, sin entenderte, quieren ayudar.

Hoy es veinte de Julio. y he asumido que estoy rota. Estoy rota porque en mi cabeza retumban todas las noches las palabras que gritaste cuando nos caímos con el coche en aquella curva, lo que le dijiste a mi padre o las conversaciones que duraban hasta más de las cinco de la mañana. Estoy rota porque te he necesitado como nadie más en este mundo lo hará, y tu no has estado. Y cada mañana esperaba que picaras al timbre, como siempre, con esa cara de dormido y ese humor inoportuno, pero ese momento nunca llegó, nunca llegará. Estoy rota porque ahora para ti todo es mejor, y no sé que cojones pude hacer mal cuando dedicaba mi tiempo simplemente a quererte, y a la mierda con el puto amor adolescente, yo no te quería con dieciséis años, yo te quería con veinte, con cuarenta, con setenta y nueve...Es que hay veces en la vida que uno no recibe lo que da. No porque no se lo merezca, sino porque la persona que debe corresponderle no sabe cómo. No fue mi culpa. no es mi culpa. Nunca sabrás querer a nadie, y aún así seguiré contestando al teléfono cuando me llames llorando porque ''nadie me entiende mejor''. Porque uno no puede dejar de querer en un día,ni en un mes,ni en un año.Y a veces la vida es esperar. Esperar lo que te gustaría que pasara y no pasará. Esperar que algo te sorprenda. Esperar la justicia o simplemente esperar tener la esperanza de esperar algo.









Lo mejor está por llegar o eso creo

1

A mí nunca me hicieron falta fotos, ni párrafos de buenos días, ni sorpresas a destiempo al salir del instituto. Nunca pensé en vivir en esas calles de las fotos, ni en compartir piso en plena ciudad. En amaneceres de domingo ni en caricias a contraluz.
Pensaba en rutina, porque siempre fui conformista contigo, y sólo pensaba en tenerte siempre, con nuestras benditas discusiones y esas malditas reconciliaciones. Y no sé si supe representar el amor con dinero, con ganas o con tiempo, lo que sí es cierto es que tú lo sabías, y yo también, y a mí con eso me bastaba.
Pero como siempre, escogiste el camino difícil, bueno quizás sea el más fácil y yo no me acabe de dar cuenta. Como cuando estás en la curva más peligrosa y de repente el viento te deja a la orilla de una recta interminable. Y nunca busqué culpables, porque siempre tuve claro que fallé, aunque no tenga ganas de contarle a mis amigos dónde, ni tampoco que tú me recuerdes el porqué lo hice. Yo siempre he creído que el perdón más difícil de conceder es el que se exige uno mismo, y quizá por eso llevo meses sin saber como salir de este punto muerto: por no concederme esa disculpa.
Y entre este enredo llegas tú con esa cara pidiendo perdón. Y a veces te mataría, pero otras juro que no soporto vivir sin que estés aquí.
Eso de que ' hay personas que no quieren quedarse, pero tampoco quieren irse para siempre. Que dan portazo pero se quedan apoyados mirando por la ventana, y cuando menos te lo esperas tiran alguna piedra, para que te acuerdes de que siguen estando ahí'. Y yo sigo pensando que ojalá nunca se te acaben las piedras, ni los motivos para no querer irte del todo, porque a estas alturas juro que no sé a dónde ir si el camino no lo miran tus ojos, y que no sabría a quién rogarle si se me acabaran las fuerzas de seguir queriéndote, muy mal, pero mucho, más que nadie.

Ojalá el tiempo encuentre en el futuro un par de renglones para nosotros.

A

Y tienes que ser fuerte, tenemos que ser fuertes, y salir adelante. Tenemos que mirar a la gente a los ojos y decirles que hemos nacido para esto y nadie nos lo va a impedir. Tienes que cumplir tus sueños, esos que siempre has deseado y están a un palmo de tu cielo. Tienes que prometerme que serás feliz toda tu vida, y que seguirás brillando con luz propia por muchos que vengan a fundirte. Tienes que hacerte mayor y sacar la carrera. Tienes que madurar.Tienes que hacer esa lista de cosas por cumplir y luego realizarlas. Tienes que amar, y tienes que convencerte de que amar es bueno, por mucho daño que te vayan a hacer. Tienes que ser condenadamente libre para escoger los caminos que quieras y poder vivir sin ocultarlos. Tienes que conservar a tus amigos. Tienes que reír sin motivo cuando mires esas fotos y derramar lágrimas para que luego se conviertan en lecciones. Tenemos que crecer y sorprendernos de la vida. Tienes que seguir cumpliendo años a mi lado.
En la vida hay que latir fuerte para que el mundo sepa que existes, y tu llevas 19 años haciéndolo. Gracias por entenderme, por apoyarme, por enfadarte conmigo, por hacerme reír y llorar de risa, por acompañarme sin preguntar porqué, gracias por todo. Eres la mejor persona que he conocido nunca y espero poder tenerte siempre bien cerquita. Te quiero mucho Adrián